Bibimbap coreano: más sencillo y espectacular, imposible.

El bibimbap coreano no es más que un plato combinado de proteínas y verduras, cuya base es el arroz cocido. Su auge se suma al de otras especialidades asiáticas como el poke hawaiano, el donburi o el shirasi sushi japonés.  Aquí vamos a presentar un bibimbap casero que se puede hacer en casa muy fácilmente.

El arroz

No hay que complicarse a la hora de hacer el arroz blanco, nosotros  hemos hecho el típico arroz blanco japonés gohan, que suele hacerse para el sushi. El que no nos detengamos aquí no significa que no sea un ingrediente esencial y la base de esta comida. Elige un buen arroz y prepáralo a tu gusto y con esmero.

Guarnición

Nuestra guarnición para el bibimbap de izquierda a derecha: puerro, zanahoria, clara de huevo, yema de huevo, calabacín, tiras de lacón.

La proteína que suele usarse son tiras de carne de ternera cocinada a la plancha con aderezo de sésamo y alguna especia picante. También puede usarse tofu cocinado como el mapo tofu chino, si eres vegano, esta es una gran baza. Aquí hemos puesto unas tiras de lacón  a la parrilla y con un chorrito de soja de alta calidad.

Recuerda, este es un plato informal, ¿quieres añadir unas salchichas? Puedes hacerlo. Lo importante es que se cuide el orden de la presentación para que no parezca un revuelto de brujas o un comistrajo. Si se sigue el orden, dentro de la humildad, este es un plato muy saciante para tus cenas.

Otra proteína esencial es el huevo. Hay una presentación tradicional donde el huevo va crudo, coronando el plato. Aquí hemos hecho una cosa un poco curiosa que aporta mucho color. Hemos hecho una tortilla sólo con las yemas y otra tortilla sólo con las claras. Luego se hacen tiras y se presentan por separado, aportan color, alegría y textura diferenciada.

En cuanto a las verduras, puedes dejar volar tu imaginación todo lo que quieras. Aquí nos hemos limitado a lo básico zanahoria, puerro y calabacín. Puedes añadir cardo coreano, seta shiitake, col o repollo, pak choi, espinacas…

Para montar el plato, corta cuidadosamente la verdura y salteas cada elemento por separado por el wok o la sartén. Para este menester, puedes usar un poco de aceite de oliva o sésamo. También es conveniente que eches un chorrito de soja a cada componente. Ve presentando  cada elemento en una fuente, después, pones un tazón de arroz a cada comensal y que ellos elijan qué quieren añadir a su tazón.

Salsas

No hemos usado muchas salsas , aunque han sido esenciales para dar sabor y sentido al conjunto. Hemos usado gochu jang coreano, que es una pasta de guindilla picante, salsa de soja y aceite de sésamo para cocinar las verduras, y finalmente, hemos echado un chorrito de vinagre de arroz por encima de los cuencos ya preparados. Puedes presentar en tu mesa un poco de mahonesa.

Sin más, esta comida estuvo espectacular. Al ser un plato compartido, esto amenizó mucho la cena y además cada cual comió a su gusto. Es buena idea hacerlo para una quedada en familia o con amigos.

Si te animas a hacerlo y quieres encontrar ingredientes de alta calidad, para eso estamos aquí, en mundonipon.com , echa un vistazo a alguna de las salsas recomendadas.

De izquierda a derecha: gochu jang, salsa de soja, vinagres de arroz a elegir entre el negro ( muy recomendado para este plato) y vinagre puro de arroz. También a elegir dos tipos de aceite de sésamo.

 

 

2 respuestas a «Bibimbap coreano: más sencillo y espectacular, imposible.»

Deja un comentario