Pastel de daikon (Lo Bak Go)

Sin proponérmelo al hacer el mochi daikon, descubrí una receta china, el pastel de daikon. No es complicado y la verdad es que el resultado sorprende. Es un plato muy saciante, muy sano, porque básicamente estamos comiendo verdura cocinada al vapor.  Si lo llamamos pastel de rábano igual no vendemos ni uno, pero si lo probamos entenderemos por qué es una receta típica del Año Nuevo Chino.

Vamos a ver cómo elaborar este pastel paso a paso.

  1. Rallar el rábano. Vamos a necesitar un kilo de daikon lo que viene a ser cuatro nabos de toda la vida. Existen medios mecánicos para este menester pero así lo hemos hecho aquí y ha funcionado.

  1. Una exposición de los ingredientes que vamos a usar. 

1 kilo de nabo o daikon rallado

130 gramos de harina de arroz

40 gramos de almidón de tapioca (opcional)

7 setas shiitake ya hidratadas

el caldo de haber hidratado las setas. Puedes usar también el caldo de haber hervido unas gambas o un poco de agua con polvo de seta shiitake.

150 gr. de bacón bien picaditos

2 zanahorias picadas

3-Preparamos la chicha del pastel

Troceamos las setas shiitake, la zanahorias y el bacon y los salteamos en una sartén con aceite de oliva o, si quieres ser muy auténtico, con aceite de sésamo. 

La » chicha» del pastel puede variar según el gusto personal. En China se suele hacer con seta shiitake deshidratada, gambas y vieiras deshidratas. El caldo de hidratar estos ingredientes se reserva como el oro para seguir con la receta. Puedes veganizar la receta o usar otros ingredientes a tu gusto, el plato se va a cocinar al vapor, tenlo en cuenta.

4- Ahora cocinamos el daikon.

Llevamos a la olla el daikon Y AÑADIMOS EL CALDO DE HIDRATAR LAS SETAS. Si no usas setas entonces usa el caldo de hervir unas gambas, un caldo vegetal o un caldo de pollo. Es importante que sigas este paso. Ten el daikon cociendo en el caldo sobre unos 20 minutos. Luego los escurres y RESERVAS EL CALDO QUE OBTENGAS. Debes quedarte con 250 ml. del caldo de la cocción. Es muy importante.

5. Ahora hacemos la masilla con el CALDO DE LA COCCIÓN

Tomamos los 250 ml. del caldo de la cocción que hemos obtenido de escurrir el daikon ya cocinado y lo mezclamos con 130 gr. de harina de arroz y 40 gr. de almidón de tapioca. El almidón de tapioca es opcional pero ayuda a que tome textura y consistencia.

6. TODO A LA OLLA.

Ya tenemos todo en marcha. Ahora todo a la olla: empezamos mezclando muy bien la «chicha» con el daikon escurrido y mezclamos muy bien. A esto añadimos la masilla de harina y caldo que ya hemos preparado. Si quieres sazonar, añadir pimienta o un buen chorro de salsa de soja, este es el momento. Dejamos todo unos minutos para que se mezcle bien y retiramos del fuego.

7- Al molde y a la vaporera.

Preparamos un molde poniendo un POCO DE PAPEL DE HORNO en el fondo, para que no se pegue y vertemos toda nuestra masa en él cuidando que quede nivelado. 

Lo metemos en nuestra olla de bambú y lo ponemos a hervir todo durante una hora. 

8-Toques finales

Tras una hora cocinándose al vapor, ya podemos retirar del fuego nuestro pastel. Lo dejamos dentro del molde hasta que se enfríe y luego, ya frío desmoldamos. Veremos algo como esto.

Lo cortamos con un cuchillo fino y ya lo ponemos vuelta y vuelta a la sartén. Usamos aceite de oliva o de sésamo para este menester.

Ya tenemos nuestro pastel de daikon hecho. Es un plato muy poco calórico, con muchas propiedades medicinales y muy original. La familia disfrutará probando esta especialidad y te agradecerá el detalle de tu trabajo. Sirve acompañado de salsas, las que te gusten, cuanto más contundentes mejor. Aquí hemos usado salsa tamari y kimuchi. Deja volar tu imaginación y disfruta. !Ah¡, si necesitas algo para empezar tu trabajo recuerda visitar mundonipon.com o bien contacta con nosotros en info@mundonipon.com

Deja un comentario