Vamos a hacer ramen de miso

 

Este plato que os proponemos es sencillo y exquisito. El ramen tiene tres componentes: el caldo, la guarnición y los tallarines. Si prestamos la atención debida a cada una de estos componentes, triunfaremos seguro.

Lo más característico es el caldo, muy potente en sabor y contenido. Se puede añadir al caldo carne picada cocinada y aderezada. Si nos apetece algo más ligero, se puede prescindir de esta guarnición. El ingrediente que marca la diferencia es el miso y está presente en varios elementos del plato.

Abajo dejamos la lista de ingredientes. Recuerda, los más exóticos los tienes en mundonipon.com

El caldo

La base del caldo que vamos a hacer es caldo de pollo. Hierve durante una hora unas carcasas y un muslo de pollo, una cebolla, una zanahoria  y un puerro. Después colamos y  añadimos el solomillo de cerdo que luego vamos a usar en la guarnición y también es recomendable añadir jengibre fresco en rodajas para darle potencia y alegría al caldo. Se deja hervir todo otros 40  minutos .Cuando ya esté en su punto el solomillo, lo sacamos. Una vez templado el caldo, le añadimos un chorro de salsa de soja o tamari y disolvemos en él un poco de miso.

Aparte, preparamos unos 200 gr. de carne picada de cerdo. La aderezamos con un poco de ajo y jengibre fresco picado y pimienta molida. Ponemos al fuego media cebolla picada y cuando esté transparente, añadimos la carne que hemos aderezado. Añadimos a la carne una cucharadita de miso.

Añadimos el caldo, sin dejar que rompa a hervir y lo mezclamos con la carne. La base de nuestro ramen, que es el caldo, está ya lista.

Ponemos a cocinar con una cebolla picada y dorada con un poco de aceite a la sartén, con la carne aderezada con ajo y jengibre frescos. Para potenciar el sabor se puede añadir un poco de miso a la carne.

 

Una vez cocinada, añadimos el caldo a la sartén donde está la carne. El miso da ese color tan bonito al caldo.

La guarnición

La guarnición que vamos a usar es muy sencilla pero contundente. Vamos a coger el solomillo que hemos cocinado en nuestro caldo, vamos a hacerlo rodajas  o medallones y vamos a sellarlo en una sartén con una mezcla de salsa de soja, zumo de naranja y mirin. Si no hay  mirin disponible se puede usar coñac o whisky para darle sabor. Se da vuelta y vuelta a las rodajas en esta mezcla a fuego bajo (si no, se nos quema). También vamos a hacer unas tiras de puerro finitas y las sellamos y las cocinamos aquí.

Para hacerlo más potente, se puede añadir una cucharadita de miso y una cucharadita de salsa de judía negra, hoisin o char siu. Aquí se ve el proceso.

En la olla ponemos el zumo de naranja, el chorrito de salsa de soja, el mirin o el licor que nos guste y un pegotito de miso y otro de salsa china para el cerdo: hoisin, salsa de judía negra o char siu. La salsa china es opcional.

 

 

Una vez lista la salsa, damos vuelta y vuelta en ella a nuestros medallones de solomillo de cerdo que ya habíamos cocinado en el caldo de preparación.

 

Vamos a añadir un poco de maíz dulce y unas hojas de alga nori para dar alegría, color y un toque étnico al plato. Lo que estás haciendo va a gustar.

Si quieres otras ideas de guarnición puedes añadir nitamago, huevos para el ramen o setas shiitake.  Puedes encontrar cómo hacer estos complenmentos en la entrada Vamos a hacer ramen de pollo.

Los tallarines

Aquí siempre recomendamos la misma variedad de tallarines para cocinar ramen. Los tallarines se suelen cocer aparte y se incorporan al caldo posteriormente. Es así.

Diferentes fideos y tallarines disponibles en la página y que se pueden usar en este plato: fideos Mendake, fideos Bioasia y udón fresco son los más idóneos.

Montar el plato.

Ya lo tenemos todo. Añadimos caldo a nuestro cuenco de ramen y empezamos a decorar nuestro bonito plato. Ponemos los tallarines, un poco de maíz dulce, las tiras de puerro, los medallones de solomillo de cerdo y… ya está.

Hacemos un resumen de los ingredientes y te animamos a que lo hagas en casa. Te va a gustar.

Ingredientes:

Para el caldo.

una cebolla

un puerro ( quítale la parte blanca y hazla tiras para la guarnición)

carcasas de pollo, un muslo de pollo

zanahoria

miso

solomillo de cerdo

jengibre fresco

salsa de soja

200 gr. de carne de cerdo aderezados con jengibre fresco y ajo (ambos muy picaditos) meda cebolla pochada.

Para los medallones de solomillo

zumo de naranja

un chorrito de mirin, otro de salsa de soja, un poquito de salsa china (hoisin, char siu o salsa de judía negra)

alga nori para decorar

otros elementos de guarnición son el maíz dulce las tiras de puerro y también se puede preparar seta shiitake y huevos de ramen (nitamago)

 

 

Deja un comentario