Agua de tamarindo

Agua de tamarindo helada, bebida muy común en el Caribe

El tamarindo es un ingrediente casi desconocido en nuestras latitudes. Apesar de venir de una planta de origen africano en nuestro país es un gran desconocido. Se usa en las cocinas asiáticas, mexicanas y en general en las regiones tropicales. En Tailandia se emplea en todo tipo de salsas y aderezos, en México y América Central se emplea  en bebidas refrescantes.

Aparte de un importante recurso culinario, es un ingrediente que puede favorecer enormemente nuestra salud.

Agua de tamarindo para combatir el calor.

Tamarindo concentrado líquido.

Para hacer agua de tamarindo basta con diluir en un litro de agua 20-40 gramos de pulpa de este fruto, aderezarla con azúcar o edulcorante a nuestro gusto y dejar enfriar. Esta bebida tiene fama de favorecer el adelgazamiento, causa saciedad y ofrece un sinfín de beneficios saludables.

 

La gran ventaja de los formatos de tamarindo que ofrecemos en mundonipon.com es que ahorran el proceso de tener que pelar y deshuesar los tamarindos. Existen dos presentaciones: el tamarindo concentrado que se encuentra semi-líquido ya disuelto con un 20% de agua. La gran ventaja de este formato es que se puede usar directamente tanto en bebidas como en salsas.

Pulpa de tamarindo sin semillas

El otro formato es un bloque compacto de tamarindo ya pelado y deshuesado. Se presenta como un bloque compacto y sirve para otro tipo de recetas, principalmente de repostería o incluso para comer directamente.

 

Un sabor insólito un gran recurso saludable.

 

El sabor del tamarindo es extraordinariamente ácido, para los que no lo han probado previamente. Es el fruto más ácido que existe con una alta concentración de ácido tartárico, este componente ofrece un enorme poder antioxidante. Además por su alto contenido en fibra es eficaz para tratar o prevenir el estreñimiento. Otra gran aplicación es que sirve para combatir la arteriosclerosis y el colesterol. ¿Quieres estar sano? Bebe agua de tamarindo hecha con 20 ó 40 gr. de pulpa, todos los días y ya nos cuentas.

Deja un comentario