Pollo al Satay muy fácil

El pollo al satay es una receta muy conocida de la cocina oriental. Es típico de Tailandia y la verdad es que resulta exquisito, especialmente su salsa, una mezcla de leche de coco, cacahuetes molidos y un pellizco de chile picante, delicioso si se mezcla con un poco de arroz blanco y con el pollo emblemático. Normalmente, esta receta se presenta en espetos de bambú y se asa sobre la parrilla. Aquí hemos querido demostrar que también se puede hacer a la cazuela y os mostramos el resultado.

Ingredientes:

Si hay algo fácil en esta historia, es la lista de ingredientes. Sólo necesitas pollo de 500 a 700 gr. cortado en dados de unos dos centímetros ( yo he empleado una pechuga y media de pollo, pero se puede usar otras partes que se consideren más jugosas…) y un sobre de preparado de pollo al satay de Aromax:

 

Dentro del sobre nos encontramos con tres elementos un sobre para marinar el pollo y otros dos sobres para preparar la salsa. Uno de ellos es de leche de coco en polvo y otro lleva los ingredientes de la salsa.

Empezamos el trabajo, es muy sencillo

Primero marinamos el pollo en la mezcla de salsa de marinado y 150 ml. de agua. Debe marinarse al menos dos horas pero si está más, mejor. La salsa de marinado tiene cúrcuma, lo que le da al pollo un bonito color dorado y otras especias. NO PICA. Tiene un olor muy agradable y delicado.

 

Pasadas unas horas, preparamos los espetos. Insisto en que también se puede cocinar el pollo a la cazuela, aquí lo hemos hecho sin añadir nada más que la salsa de marinado, estaba exquisito. Si quieres, puedes añadir verdura para darle más consistencia  al plato. No es mala idea. 

Para hacer a la cazuela, poner a fuego bajo y vigilar que se cuece adecuadamente. Si quieres añadir verduras y otras especias, no será un problema.

 

A la hora de hacer los espetos, imaginación al poder. Aquí hemos puesto unos trocitos de pimiento rojo y verde para decorar. También recomiendan remojar en agua los espetos de bambú unos 15 minutos para evitar que se quemen

 

Aquí tuvimos los espetos unos 15-20 minutos por cada lado. Se me tostaron un poco demasiado pero aquí nos gusta así. Dales su tiempo para que se asen sin que se quemen. El pollo crudo no es para todos…

 

La guinda de este pastel es la salsa. Sólo hay que mezclar el sobre de leche en polvo con el sobre de la salsa y 150 ml. de agua. Se pone en el microondas durante cuatro minutos. Se mueve bien para que se integre . La salsa es deliciosa, tiene un toque picante pero mezclada con el arroz y el pollo elevará tu sencilla comida al siguiente nivel.

Insisto, esta salsa es deliciosa, me encantó, me encandiló…

 

Ya hemos llegado al final de nuestro trabajo, ¿qué te ha parecido? Si lo pruebas no olvides darnos tu opinión. Te recordamos que tenemos todos los ingredientes para este plato y muchos más en mundonipon.com, ¡te esperamos!

Pollo al satay con dos presentaciones

Deja un comentario